Dos en el camino

Día 114: París, la gastronómica

París ? Torre Eiffel, Arco del Triunfo, Panteón, Louvre, Champs Elysees, Jardines de Luxemburgo, bla, bla bla… A nadie le interesa. Nadie visita París por esas nimiedades. No jodamos, si uno piensa en París, piensa en sopa Pho (?).

Elixir de los Dioses…

10 años que ni se nos notan (?)

En Utrecht recordábamos que más que una ida a París, nos esperaba una vuelta. Un regreso. En 2012 hicimos nuestro primer viaje juntos a Europa y fue París uno de los destinos. Tocados por la varita mágica, se nos da la oportunidad de estar nuevamente en La Ciudad Luz. Que locura, lo que para algunos es un sueño inalcanzable, a nosotros se nos da por duplicado.

Y pese a que el implacable calendario, con su costumbre de no detenerse por nada ni nadie ha hecho su trabajo, no tenemos nada para reclamarle. Estamos más lindos y más juntos (Dany acota con un dedo acusador  «y algunos más canosos…», pero no entiendo su mensaje).

Imposible encontrar las diferencias, así de iguales estamos!

Haciendo un poco de historia

Qué hay detrás de esta capital francesa que seduce a tanta gente ? Es un ciudad culta, se come bien y casi que inventaron la moda (sin ofensa para los italianos). Yendo hacia atrás, descubrimos que estuvo a punto de llamarse «Lutecia», que hoy suena tan absurdo como sonaría «París» si Lutecia hubiese sido la elegida.

La belleza de París empieza a verse hace no mucho, unos 2100 años nomás (?). Los galos la habían fundado en lo que hoy es la «ile de la cité» por una cuestión de seguridad… Y la entregaron a manos de los romanos de Julio Cesar, que al mejor estilo Inglaterra, donde iba construía.

Los Francos expulsaron a los romanos 450 años después y siguieron construyendo una ciudad moderna para la época. Y todo en París es adelantado a su tiempo. Desde sus bulevares del Siglo XVII, hasta las plazas reales, creadas para activar partes de la ciudad y conectarlas con otras. Una ciudad planificada, pensada y adaptada frecuentemente. Y con Napoleón II, en 1860 se conformaron los 20 distritos que la componen hoy, numerados en sentido de las agujas del reloj.

Pero París es más que la admirable belleza arquitectónica que se descubre a cada vuelta de esquina. Es Voltaire, Descartes, Victor Hugo, el cubismo, las exposiciones universales del Siglo XIX, es la toma de la Bastilla que desemboca en la Revolución, son las universidades adelantadas a su tiempo, son los Hemingway o Cortazar que se enamoran y la eligen para generar su mágica literatura, pero también es colaborar y resistir al nazismo para sobrevivir.

Quizás, después de intentar vanamente contar tanto en tan poco, encontramos una palabra que se acerca al gen parisino: revolución. Revolución cultural, histórica, arquitectónica, de lo que uno pueda imaginar. Y de cada una de estas revoluciones, salió una ciudad mejor, admirable y adelantada a su tiempo.

… y un poco de turismo

Paradójicamente, en una de las ciudades más ricas en cuanto a turismo, es muy poco lo que tenemos para contar. Por haber tenido la fortuna de haber venido o por haberlo visto en televisión, es mucho lo que se sabe de París.

Torre Eiffel y sus millones de turistas (punto extra si se ve de noche), la Rue Muffetard que es la peatonal donde Dany come creps se pasea hasta tarde, la bohemia Montmartre, los enormes y variados museos, el arco del triunfo (para mi la mejor vista!) o lo que quedó de la Catedral de Notre Dame.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pasear por el Sena pero de la mano y caminando, no en bote que eso es de turista (?), Tullerías, Campos Elíseos, Place Vendóme con sus precios absurdos (y con la Rue Danielle Casanova). Dar vueltas por los callejones de Le Marais, o leer en los Jardines de Luxemburgo mientras el tiempo funde pasado, presente y futuro (quizás uno de los puntos que más queremos).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Opera, las Galerías Lafayette (para admirar su techo y disfrutar su terraza más que para comprar) y cualquiera de sus iglesias. La lista puede ser eterna, pareciera que no alcanza una vida para recorrerla.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y esta vez lo hicimos lento, nos tomamos nuestro tiempo. No solo porque nos tocaron un par de días con más de 40 grados de temperatura, sino que teníamos 10 días y ya habíamos recorrido mucho la vez anterior. Caminamos, nos maravillamos, admiramos y soñamos. Si, soñamos con volver juntos por tercera vez.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ahora, a lo importante

Si, si, muy lindo hacerse el turista cool y decir que uno conoce lugares secretos (como dicen los millones de visitantes). Pero si algo destacó en nuestro paso por París, fue la gastronomía. Pastelería y sopas (sopas ? Si, SOPAS) a la cabeza. Y de Pho 14, si es posible. Pero no se preocupen que no perdonamos nada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Que somos adictos a la sopa Pho, lo sabe cualquiera de los miles que nos lee diariamente (?). Pero al punto de comer varias veces por semana ? Y qué parte de «adictos» es la que no se entendió ?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Segundas partes pueden ser buenas

Esto aplica para París, que nos vio juntos por segunda vez. O para nuestro próximo paso, que es volver a Embrach. Pero no nos habíamos quejado que habíamos tenido que trabajar ? Si, puede ser. Pero Uds. saben que somos puro corazón y jamás rechazaremos alojamiento en Suiza diremos que no cuando nos necesiten.

Disfruten las fotos de Dany, pero creo que esta vez fueron nuestras sonrisas las verdaderas estrellas. Chau, hasta el próximo posteo.

2 comentarios en «Día 114: París, la gastronómica»

  1. MARIA JUANA

    Ustedes igualitos después de 10 años, me encanta verlos y leerles, Guido gracias por narrar como lo haces, Daniela por las hermosas fotos que nos regalas. Me encantaría leerles en un libro llamado DOS EN EL CAMINO.
    Los quiero mucho.

  2. Maria Inés Ocampo Hernández

    WOW esas fotos están increíbles!! Mil gracias a los dos por llevarnos con ustedes a recorrer esos países tan hermosos!! Saludos y los sigo leyendo 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.