Lun. Jul 22nd, 2024

Los viajes nos dejan muchas cosas: algunos frágiles y tangibles, como los souvenirs que llevamos a casa, y otras intangibles pero más consistentes, como las anécdotas que exageramos con el correr del tiempo. Pero lo más importante de viajar será siempre los goles gritados en otros países en horarios absurdos amigos del camino.

 

Madrid, donde se juntan los afectos

Nosotros, los que tenemos ascendencia española (?) sentimos un afecto particular por la Madre Patria. En nuestro caso, eso se potencia sabiendo que tenemos amigos que nos bancan porque saben que no venimos seguido nos quieren.

Nico y María, amigos desde Vietnam, donde Nico pensó que yo me enojaría por un comentario futbolero de un guía (no sabía que jamás me molesto… no se de que se ríe Dany…). Como pasa el tiempo, somos amigos desde que no tenían hijos y eran felices. Ah, recomendamos escuchar a Comandante Twin, la banda de Nico. Dicen los que saben, lo mejor que le pasó a la música después de Los Beatles. Y los supersticiosos dicen que no escucharla genera impotencia, así que cada uno sabrá…

Fede, amigo desde Indonesia, donde lo encontramos haciendo voluntariado en los campos de arroz (?). Quiso la Diosa Fortuna que nos cruzáramos en un lugar como Karimunjawa y pudiéramos descubrir que  éramos enfermitos de River lindas eran las playas. Como pasa el tiempo, somos amigos desde antes que gritara a los cuatro vientos estar perdidamente enamorado de Yeliz. Ah, a los que les resulte raro llamar Yeliz a Yeliz (?), tranca que también le pueden decir Andreina.

Y lo más importante, hay que instaurar un premio al aguante para María y Yeliz, porque yo soy fácil y dócil pero Nico y Fede…

Por ellos, que representan tanto de lo bueno de los viajes, va este brindis. Bah, cualquier excusa es buena.

Pasa la vida y el tiempo no se queda quieto, pero nosotros si. Nos quedamos unos 10 días más en Madrid. Lo que viene ya lo contaremos, mientras tanto, a likear fotos a lo loco.

Chau, hasta la próxima.