Lun. Jul 22nd, 2024

Nota del editor: por respeto a los rivales, en este posteo no se escribe sobre victorias históricas en Copa Libertadores.

Que Tom Cruise sea el último samurai, es tan poco creíble como que Hikkaduwa sea el último punto en el viaje de los Dos En El Camino. Pero por increíble que suene, Tom Cruise hizo de samurai y Hikkaduwa se convirtió en el final de este único, fantástico, irrepetible y soñado viaje. Escribí «final» pero todo es continuo, no hay nada tan falso como los inicios o los finales. No nos crean, aún nos quedan algunos ases bajo la manga.

Y como los viajes deben realizarse, la vida debe celebrarse. No sabemos si con aguardiente y tequila, como nos invita Jorge Celedon o con mate y amigos, pero de modo que nos permita recordar que lo que vivimos fue maravilloso, inclusive con sus pesares. Y lo que venga, lo estaremos esperando…

Nota del editor: jamás usaríamos esta columna para burlarnos de los hinchas de boca. Menos si fue por haberlos humillado vergonzosamente.

Hikkaduwa, donde el mar discute con la costa

Ya somos unos locales más. Recorremos la costa en el bus de la gente como uno (?), nada de tuk tuk o taxi, eso es para los ricachones que vienen de afuera. Dejamos Unawatuna por Hikkaduwa. Por última vez, no me pregunten como elegimos un lugar u otro, es el resultado de un detallado proceso en el que se especializó Dany. Los roles están claros, ella elige y yo me quejo. Y funciona, así que equipo que gana no se toca.

Nos sigue sorprendiendo la costa de Sri Lanka. Hoteles, hoteles y hoteles, uno tras otro, en medio de la ruta y de las pequeñas localidades que se van alternando. Y cada tanto, algunas construcciones realmente grandes. Si es tanta la capacidad hotelera, es porque en temporada debe estar explotado de turistas. Y por lo que nos contaron, Enero a Abril es un infierno de ingleses y alemanes.

Nota del editor: podríamos reírnos de algunos por la derrota histórica en Copa Libertadores, pero acá nadie hace leña de los abandonadores caídos.

Paramos en una apartamento con todo. Tan completo, que hasta nos cocinamos tres noches ! Cuántas comidas caseras tuvimos en 317 días ? 5, 6 ? Y por «cocinamos» me refiero a que nos repartimos labores. Dany cocinó y lavó, mientras yo comí y agradecí.

La playa, con muchos surfers (en lugares específicos, afortunadamente), resultó ser la del mar más embravecido. Incesantes olas que se empeñaban en no dar tregua a la costa, embatiendo sin dudar. Probablemente, el mar más violento de los que vimos en nuestros viajes. La de golpes y caídas que disfrutamos vimos ! Claro que jamás nos reiríamos mucho.

Se imaginaran que con tantos kilómetros acumulados, nuestros días se limitaron a dormir plácidamente, playa, almuerzo, más playa y vuelta a casa. Debemos estar rejuveneciendo, porque no dormimos siesta ni una sola tarde.

1-3 ? Nos vemos el 1 de Marzo, debe ser…

Y tras nuestro bien ganado descanso (?), nos subimos nuevamente al tren pero esta vez, para pasar unas horas en la ciudad antes de encarar hacia el aeropuerto. Como no podía ser de otra manera, la más pequeña del equipo, pidió ir a la cabina. Le explicaron que no era un avión, pero hizo tal berrinche que el conductor no tuvo más remedio que dejarla entrar.

Bonus track: tocados por la varita mágica

Una planificación impecable y una ejecución detallada, hicieron que en estos 11 meses, no tengamos casi días de lluvia. En suma, no llegaron a una semana y ninguno impidió la actividad. Además, muchos de los países los recorrimos iniciando la temporada de cada lugar, así que teníamos el mejor clima y el precio más bajo.

Dany, parece que se creyeron lo de planificación y ejecución, y no que tuvimos un ojete a prueba de balas… <— borrar esto antes de publicar 🙂

Nota del editor: vergüenza dieron, llorando en TV y reclamando los puntos, pero acá no decimos nada. El mundo ya dijo todo.

No nos damos por vencidos, ni aun vencidos

Vuelven ? Se terminó todo ? Ya está ? Van a dejar de escribir boludeces y mostrar fotos de cosas que solo les interesan a Uds. ? Si, anticipamos esas preguntas. Ya los conocemos, después de más de 80 posteos.

Nos separamos, pero por amor. No se asusten. Dany vuelve a México por amor a la familia. Yo me voy a Emiratos Árabes por amor a River. La diferencia ? La familia no se elige, los colores si. Adivinen qué amor es más fuerte ?

Cuando Dany se aburra ? Y cuando yo me harte de pagar precios absurdos en los países árabes ? La verdad… no sabemos. Disfrutemos lo que tenemos ahora y preparense para continuar con estas locas aventuras (?), que no cambiaran de nombre aunque ahora quede solo uno en el camino. Es que no tenemos presupuesto para comprar otro sitio.

Mientras Dany se emociona pensando en sus perros familiares, ustedes vean sus fotos acá y acá.

Nota del editor: fin del posteo y ningún mensaje burlón o soez hacia quienes jamás olvidarán haber perdido lastimosamente una final de Copa Libertadores. Así de grandes somos los de River Plate, nunca una palabra de más…