Jue. May 30th, 2024

Antes que nos corrijan, si, lo sabemos. Es una de cal y otra de arena. Pero nuestra escala en Blackpool tuvo más de agua que de cal y no solo por estar a orillas del mar. Uno cree que nada debería sorprenderlo del clima de esta isla pero llega a Blackpool y descubre que siempre hay lugar para algo peor. A la clásica garúa constante, esta ciudad costera le suma viento digno de preocupar a un avión que tenga que aterrizar. Eso si, puede que no tenga el mejor clima pero este reducto turístico tampoco tiene las mejores playas (?). Para que no todo sea queja, repetimos estadía en Rawdon, uno de nuestros destinos favoritos.

Blackpool, arrancando con el pie izquierdo

Otra frase hecha y discutible si uno es zurdo. Pero sin entrar en disquisiciones filosóficas ni etimologías, podemos decir que tras otro exitoso paso en este tour, nos topamos con un digno rival al llegar a la perla de la costa británica, que bien podría ser ciudad hermana de Mar del Plata por su parecido (y les aseguramos que las fotos la favorecen…). Ubicado en Lancashire, al noroeste de la isla y muy cerquita de Liverpool y Manchester, se convirtió en destino turístico inglés en 1780, cuando llegó el transporte público. Y se masificó en 1840 con el tren. Probablemente hayan hecho poco más desde esa época.

Hoy es una suerte de Coney Island neoyorquino con el último tranvía de 1ra generación que queda en el país como atracción y muchos lugares de venta de recuerdos que bien ganado tienen ese nombre, ya que todo parece salido del pasado (y de uno que seguro fue mejor que este presente para Blackpool).

Quizás el lugar sea más bonito de lo que decimos. Puede ser que estemos sugestionados por el clima o por el dueño del hotel en el que nos alojamos. Haciendo uso de una lógica demoledora (y una simpatía inexistente), nos indicó que como todos los precios habían subido, no nos iban a dar el desayuno incluido en la tarifa. Y fin de la discusión. Siguiendo con la batería de frases hechas de este posteo, hablarle de inflación a un argentino se podría responder con «a papá mono con bananas verdes». Pero el  buen hombre (porque queda mal decir hij* de put@») se negó a entrar en razones y dio la discusión por terminada (sin entregar ni una tostada). Dejamos para otro momento las ironías agresivas a las que lo sometió Dany (o fue al revés ?) y que ni hicieron mella en este individuo. Probablemente porque no nos entendió 🤷‍♂️.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Es probable que nuestra evaluación de Blackpool sea tendenciosa, no les vamos a mentir. Quizás no es como lo contamos, pero tampoco se asemeja con playas como las de Maldivas o las Gili. Y como consejo, si piensan venir, háganlo en un momento sin inflación (o traigan su propio desayuno 😉).

Rawdon, donde estamos como en casa

… si nuestra casa fuera del 1895, quedara en medio de un bosque con castillos y tuviéramos un jardín gigante. Decimos que nos sentimos cómodos porque ya estuvimos por Rawdon y nos gustó tanto que no nos costó nada aceptar una nueva invitación. Nos encanta la casa, el lugar que la rodea y obviamente Poppy, nuestra pequeña clienta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Bradford y Halifax, Celebrity Style

Aprovechamos la cercanía de algunos lugares y la portabilidad de Poppy para sumar turismo. Dany pudo sentirse cual diva caminando con sus gafas negras y con un mini perrito colgado del brazo.

Bradford fue eje del desarrollo durante la Revolución Industrial, especialmente en la industria textil. La ciudad se especializó en la fabricación de lana y tejidos, y su economía floreció gracias a la producción de lana peinada. Durante el siglo XIX, la ciudad experimentó un rápido crecimiento poblacional y económico, empleando a miles de personas. Pero el siglo XX trajo sinsabores y mano de obra barata en otros países, por lo que la industria textil declinó y Bradford experimentó desafíos económicos. Hoy es una ciudad tratando de reinventarse, apostando a la tecnología y al turismo.

Halifax es otra ciudad en West Yorkshire, mencionada por primera vez el siglo XII. «Holy» (santo) y «fax» (cabello), en referencia a una reliquia de San Juan Bautista que se decía que tenía cabellos. Durante la Edad Media, Halifax prosperó gracias a la producción de lana peinada. En el siglo XIX, experimentó un auge económico gracias a la Revolución Industrial y la industria textil se consolidó. A diferencia de la cercana Bradford, le pudo hacer frente a los vaivenes de la economía y se mantuvo con fábricas activas hasta el día de hoy.

Tiempo cruel

Podríamos estar haciendo referencia al otoño británico, pero no es el caso. Las últimas semanas fueron más benignas de lo que imaginábamos. No es que salimos en bermudas y musculosa, pero con jean y un abrigo liviano se está perfecto. La crueldad a la que nos referimos, es la del reloj que no se detiene. Pensar que llegamos allá por inicios de Julio, con más de 5 meses por delante y nos parecía una eternidad… y ya estamos entrando no en la recta final, pero si en la última vuelta. Pero aun falta y lo que nos queda, son nuevos destinos por conocer. Próximo paso, Leicester.

Probablemente esta sea la vez que mayor atraso tiene el blog, los que siguen a Dany lo saben. Prometemos ponernos al día ! Mientras tanto, aunque el tiempo se esfuerce en robarnos nuestro destino, lo peleamos día a día y de vez en cuando creemos, ilusamente, que le podremos ganar. Chau, hasta el próximo posteo.