Vie. Jun 14th, 2024

Arranquemos este posteo con un par de polémicas: es un nuevo viaje o seguimos el anterior tras una escala de casi 3 meses en Argentina ? Se puede considerar una nueva aventura cuando ya sabemos por dónde estaremos cada día ? Es Miami el inicio de un nuevo ciclo en la vida de los Dos En El Camino o el principio del fin de la dupla que en los últimos años conoció decenas de países, atravesó ríos en ropa interior, subió montañas a los vómitos, cruzó fronteras a pie, se cansó de bronceaese y sufrió frío hasta el hartazgo ?

No tenemos las respuestas y tampoco las buscamos. Vamos contentos, fluimos con el viento y en Miami no habremos sido Messi pero fuimos centro de atención. Y dimos inicio a un nuevo sueño, aunque muchos no imaginan una vida así ni cuando duermen.

Miami, lejano en los gustos pero cercano en los afectos

Buenos Aires quedó atrás increíblemente rápido. Nuevamente una etapa que parecía extensa se nos escurrió de las manos y se cristalizó como recuerdo cuando aterrizamos en Miami. Tan atrás como los líos para arreglar (o desarreglar?) nuestro «piso» (así se altera Dany), las despedidas que no fueron tales (porque así lo quisimos) y las que no se dieron (no porque no las deseáramos) y los problemas para salir de Argentina sin DNI o pasaporte (obligatorio para Dany y para mi respectivamente). Todo esto comenzó a evaporarse con el impacto del húmedo calor de la ciudad que tantas veces visitamos y de la cual seguimos quejándonos.

Podríamos retroceder al inicio de otro de nuestros viajes para entender el porque de nuestro vínculo con Miami. No cambió mucho desde entonces, salvo que ahora está todo más caro. Sigue siendo un lugar para gastar sin control, donde se puede hacer lo que uno quiera y luego muestre a los otros. Ah, y no importa donde se desee ir, todo queda lejos incluso con automóvil. Cualquiera diría que odiamos Miami. Exactamente y todo lo contrario (?). Entonces ?

En Miami tenemos familia y tristemente no vamos tan seguido como quisiéramos. Estaríamos encantados de volver con asiduidad, así fuera unos días solamente. Sentirse queridos por quienes nos conocen (desde que nací) sirve para encontrarle sentido a tantas cosas, para darle valor a lo básico (y ver que no es tan básico). Paradójicamente algo así nos comenzó a suceder con Buenos Aires en la última visita, pero eso es tema para otro posteo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Volver a ver a todos fue una inyección de energía. La misma que se nos había ido en los últimos tiempos en Argentina por todos los interrogantes que se iban abriendo a medida que se acercaba el Día D. La familia nos agasajó como siempre, nos dedicaron todo el tiempo posible y nos escuchamos, algo tan difícil para tanta gente. Hubo invitaciones de todo tipo y nosotros jamás decimos que no a pasar tiempo con la gente que queremos más si incluye sushi dorado o comer a la vera de la bahía.

Cada vez que alguien pide sushi con oro, un japonés muere de disgusto en algún lugar del mundo.

Fue una visita de las raras, mucho menos turística que otras. Nos alojamos en el norte y solo pasamos por South Beach por una cena. Pero agregamos lugares como Delray Beach o Boca Ratón a nuestra memoria viajera. Dany estrenó manejo en un nuevo país y se le animó a autopistas. Ya estaremos listos para el costa a costa que tanto hablamos y nunca concretamos ?

Nos despedimos sin saber cuando nos volveríamos a ver pero desdramatizando la situación. Un «hasta la próxima» cuesta pero también ilusiona.

Tarea para el hogar ? Buscar «Tallahassee»

Atrás quedaron nuestros líos porteños. A lo lejos se ve a Dany comprando medicamentos baratos en Santiago de Chile. Si, la misma que en Berlín preguntaba donde había raves. También se fue Miami, ya su imagen se achica a través del espejo retrovisor. Nos subimos al 4to avión en una semana y volamos al norte de Florida, cerca de Jacksonville.

Seguro nuestros fieles seguidores sabían el dato geográfico, que es más fácil que deletrear Tallahassee, capital de Florida, donde nos instalaremos 6 semanas. Por qué vamos a una ciudad universitaria si aun somos jóvenes para cursar una carrera ? Por qué elegir un pantano con 40 de térmica habiendo tanta costa ? Qué nos deparará este nuevo destino, del cual sabemos que en el día de nuestro arribo es sometido a 3 tornados y 1 huracán ? No importa, nada puede salir mal. Es el primer mundo, todo funciona y están preparados para cualquier cosa… o no ?

Dany continuará compartiendo nuestro día a día donde siempre. Mientras tanto, la vida es una hoja en blanco y nosotros seguimos con la lapicera cargada de tinta para llenarla de historias. Chau, hasta el próximo posteo.